Alimenta tu vida de la Palabra de Dios y recibe vida eterna. Cada día la actualizaremos para su lectura.
"No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios." Jesús.
San Mateo 4:4

jueves, 17 de mayo de 2018

DIA 17 DE MAYO - SALMO 109-111


Capítulo 109     

Apelación a la justicia divina

1
Oh Dios de mi alabanza, no calles;
2
Porque boca de impío y boca de engañador se han abierto contra mí; Han hablado de mí con lengua mentirosa;
3
Con palabras de odio me han rodeado, Y pelearon contra mí sin causa.
4
En pago de mi amor me han sido adversarios; Mas yo oraba.
5
Me devuelven mal por bien, Y odio por amor.
6
Pon sobre él al impío, Y Satanás esté a su diestra.
7
Cuando fuere juzgado, salga culpable; Y su oración sea para pecado.
8
Sean sus días pocos; Tome otro su oficio.
9
Sean sus hijos huérfanos, Y su mujer viuda.
10
Anden sus hijos vagabundos, y mendiguen; Y procuren su pan lejos de sus desolados hogares.
11
Que el acreedor se apodere de todo lo que tiene, Y extraños saqueen su trabajo.
12
No tenga quien le haga misericordia, Ni haya quien tenga compasión de sus huérfanos.
13
Su posteridad sea destruida; En la segunda generación sea borrado su nombre.
14
Venga en memoria ante Jehová la maldad de sus padres, Y el pecado de su madre no sea borrado.
15
Estén siempre delante de Jehová, Y él corte de la tierra su memoria,
16
Por cuanto no se acordó de hacer misericordia, Y persiguió al hombre afligido y menesteroso, Al quebrantado de corazón, para darle muerte.
17
Amó la maldición, y ésta le sobrevino; Y no quiso la bendición, y ella se alejó de él.
18
Se vistió de maldición como de su vestido, Y entró como agua en sus entrañas, Y como aceite en sus huesos.
19
Séale como vestido con que se cubra, Y en lugar de cinto con que se ciña siempre.
20
Sea este el pago de parte de Jehová a los que me calumnian, Y a los que hablan mal contra mi alma.
21
Y tú, Jehová, Señor mío, favoréceme por amor de tu nombre; Líbrame, porque tu misericordia es buena.
22
Porque yo estoy afligido y necesitado, Y mi corazón está herido dentro de mí.
23
Me voy como la sombra cuando declina; Soy sacudido como langosta.
24
Mis rodillas están debilitadas a causa del ayuno, Y mi carne desfallece por falta de gordura.
25
Yo he sido para ellos objeto de oprobio; Me miraban, y burlándose meneaban su cabeza.
26
Ayúdame, Jehová Dios mío; Sálvame conforme a tu misericordia.
27
Y entiendan que esta es tu mano; Que tú, Jehová, has hecho esto.
28
Maldigan ellos, pero bendice tú; Levántense, mas sean avergonzados, y regocíjese tu siervo.
29
Sean vestidos de ignominia los que me calumnian; Sean cubiertos de confusión como con manto.
30
Yo alabaré a Jehová en gran manera con mi boca, Y en medio de muchos le alabaré.
31
Porque él se pondrá a la diestra del pobre, Para librar su alma de los que le juzgan.

Capítulo 110     

El sacerdocio del Mesías

1
Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.
2
Jehová enviará desde Sion la vara de tu poder; Domina en medio de tus enemigos.
3
Tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en el día de tu poder, En la hermosura de la santidad. Desde el seno de la aurora Tienes tú el rocío de tu juventud.
4
Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec.
5
El Señor está a tu diestra; Quebrantará a los reyes en el día de su ira.
6
Juzgará entre las naciones, Las llenará de cadáveres; Quebrantará las cabezas en muchas tierras.
7
Del arroyo beberá en el camino, Por lo cual levantará la cabeza.

Capítulo 111     

Bondad y fidelidad divinas


1
Alabaré a Jehová con todo el corazón En la compañía y congregación de los rectos.
2
Grandes son las obras de Jehová, Buscadas de todos los que las quieren.
3
Gloria y hermosura es su obra, Y su justicia permanece para siempre.
4
Ha hecho memorables sus maravillas; Clemente y misericordioso es Jehová.
5
Ha dado alimento a los que le temen; Para siempre se acordará de su pacto.
6
El poder de sus obras manifestó a su pueblo, Dándole la heredad de las naciones.
7
Las obras de sus manos son verdad y juicio; Fieles son todos sus mandamientos,
8
Afirmados eternamente y para siempre, Hechos en verdad y en rectitud.
9
Redención ha enviado a su pueblo; Para siempre ha ordenado su pacto; Santo y temible es su nombre.
10
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; Su loor permanece para siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

➥ Entrando al Reino de los Cielos

➥ Entrando al Reino de los Cielos

Ingresa con tu familia al reino de los cielos a través de esta oración

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.