Alimenta tu vida de la Palabra de Dios y recibe vida eterna. Cada día la actualizaremos para su lectura.
"No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios." Jesús.
San Mateo 4:4

martes, 23 de enero de 2018

DIA 23 DE ENERO - JOB 25-27

Capítulo 25      

Tercera intervención de Bildad

Respondió Bildad suhita, y dijo: 

El señorío y el temor están con él; El hace paz en sus alturas. 

¿Tienen sus ejércitos número? ¿Sobre quién no está su luz? 

¿Cómo, pues, se justificará el hombre para con Dios? ¿Y cómo será limpio el que nace de mujer? 

He aquí que ni aun la misma luna será resplandeciente, Ni las estrellas son limpias delante de sus ojos; 

¿Cuánto menos el hombre, que es un gusano, Y el hijo de hombre, también gusano? 

--------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 26      
Job responde a Bildad

Respondió Job, y dijo: 

¿En qué ayudaste al que no tiene poder? ¿Cómo has amparado al brazo sin fuerza? 

¿En qué aconsejaste al que no tiene ciencia, Y qué plenitud de inteligencia has dado a conocer? 

¿A quién has anunciado palabras, Y de quién es el espíritu que de ti procede? 

Las sombras tiemblan en lo profundo, Los mares y cuanto en ellos mora. 

El Seol está descubierto delante de él, y el Abadón no tiene cobertura. 

El extiende el norte sobre vacío, Cuelga la tierra sobre nada. 

Ata las aguas en sus nubes, Y las nubes no se rompen debajo de ellas. 

El encubre la faz de su trono, Y sobre él extiende su nube. 
10 
Puso límite a la superficie de las aguas, Hasta el fin de la luz y las tinieblas. 
11 
Las columnas del cielo tiemblan, Y se espantan a su reprensión. 
12 
El agita el mar con su poder, Y con su entendimiento hiere la arrogancia suya. 
13 
Su espíritu adornó los cielos; Su mano creó la serpiente tortuosa. 
14 
He aquí, estas cosas son sólo los bordes de sus caminos; ¡Y cuán leve es el susurro que hemos oído de él! Pero el trueno de su poder, ¿quién lo puede comprender? 

--------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 27      

Reasumió Job su discurso, y dijo: 

Vive Dios, que ha quitado mi derecho, Y el Omnipotente, que amargó el alma mía, 

Que todo el tiempo que mi alma esté en mí, Y haya hálito de Dios en mis narices, 

Mis labios no hablarán iniquidad, Ni mi lengua pronunciará engaño. 

Nunca tal acontezca que yo os justifique; Hasta que muera, no quitaré de mí mi integridad. 

Mi justicia tengo asida, y no la cederé; No me reprochará mi corazón en todos mis días. 

Sea como el impío mi enemigo, Y como el inicuo mi adversario. 

Porque ¿cuál es la esperanza del impío, por mucho que hubiere robado, Cuando Dios le quitare la vida? 

¿Oirá Dios su clamor Cuando la tribulación viniere sobre él? 
10 
¿Se deleitará en el Omnipotente? ¿Invocará a Dios en todo tiempo? 
11 
Yo os enseñaré en cuanto a la mano de Dios; No esconderé lo que hay para con el Omnipotente. 
12 
He aquí que todos vosotros lo habéis visto; ¿Por qué, pues, os habéis hecho tan enteramente vanos? 
13 
Esta es para con Dios la porción del hombre impío, Y la herencia que los violentos han de recibir del Omnipotente: 
14 
Si sus hijos fueren multiplicados, serán para la espada; Y sus pequeños no se saciarán de pan. 
15 
Los que de él quedaren, en muerte serán sepultados, Y no los llorarán sus viudas. 
16 
Aunque amontone plata como polvo, Y prepare ropa como lodo; 
17 
La habrá preparado él, mas el justo se vestirá, Y el inocente repartirá la plata. 
18 
Edificó su casa como la polilla, Y como enramada que hizo el guarda. 
19 
Rico se acuesta, pero por última vez; Abrirá sus ojos, y nada tendrá. 
20 
Se apoderarán de él terrores como aguas; Torbellino lo arrebatará de noche. 
21 
Le eleva el solano, y se va; Y tempestad lo arrebatará de su lugar. 
22 
Dios, pues, descargará sobre él, y no perdonará; Hará él por huir de su mano. 
23 
Batirán las manos sobre él, Y desde su lugar le silbarán. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

➥ Entrando al Reino de los Cielos

➥ Entrando al Reino de los Cielos

Ingresa con tu familia al reino de los cielos a través de esta oración

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.